Abejas

Una abeja camina sola y tatareta,
confundida, rastreando pasos que no encuentra.

Una abeja que ya no vuela, perdió su enjambre;
gira en torno a sí misma: busca en el sol su último recuerdo
del color de la miel suave, dulce y tibia que ayudó a producir…
Pasitos breves con aleteos intermitentes…
está y se sabe perdida.
Muchas de sus hermanas han quedado en el camino,
revolcadas por el viento y el cansancio.
Aquellas yacen vencidas, como si hubieran peleado en batalla dura…
Sí! La dura batalla que se libra durante la vida…
Otras se reproducirán para seguir su labor…
son lo más importante en este mundo globalizado de hoy!

Macupatra

ensartaos.com.ve

Lea también

Ilustraciones de la decadencia humana que sólo entenderán las personas con criterio

Por Julieta Sanguino diciembre 18, 2015@julaiilama     El mundo contemporáneo es un atisbo de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.